Imprimir

Cómo combatir el TDAH a través del yoga

Cómo combatir el TDAH a través del yoga

Cómo combatir el TDAH a través del yoga

El Trastorno por Déficit de Atención-Hiperactividad (TDAH) es un síndrome que, según muestran diversas estadísticas, afecta al 10% de la población infantil y adolescente. Representa entre el 20% y el 40% de las consultas en los servicios de Neurología, Psicología y Psiquiatría infanto-juvenil y es una de las primeras causas de fracaso escolar en el mundo occidental.

Este trastorno del comportamiento se caracteriza por factores como la distracción, que puede variar de moderada a grave, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. Además se ha demostrado que si este trastorno no es corregido desde la infancia a través de pautas correctoras, persistirá hasta después de la adolescencia e incluso permanecerán síntomas en la madurez.

La dificultad de los niños con TDAH para mantener la atención de manera continuada tiene su origen en un componente genético y presenta un cuadro neurobiológico crónico. Una menor activación del lóbulo frontal del cerebro explica el porqué estos niños cuentan con dificultades para atender, concentrarse y regular la conducta impulsiva. Es sabido que este síndrome no muestra disminución de la inteligencia, es un problema de actitud y no de aptitud. Es más, los niños que padecen TDAH puedan disfrutar de un nivel intelectual incluso superior a la media. De hecho, por lo general, se trata de niños con una gran creatividad.

Como ejemplo de personajes célebres y admirados por su talento y creatividad que hayan podido tener o tengan manifestaciones de este síndrome podemos citar a: Lewis Carroll (escritor); Harvey Cushing (eminente neurocirujano); Salvador Dalí; Walt Disney (un editor de periódico le despidió porque “no tenía ideas interesantes“); Thomas Edison (inventor); Michael Faraday (físico); Bill Gates (empresario informático); los actores Dustin Hoffman y Tom Cruise; los deportistas Magic Jhonson, Michael Jordan y Carl Lewis; John Lennon y el expresidente norteamericano Abraham Lincoln, entre otros muchos.

Hay estudios especializados que afirman que el yoga ayuda a reducir los síntomas de los niños con TDAH. Esta mejoría se logra ya que los niños ven involucrado su cuerpo y su atención mental en la realización de asanas. El “Saludo al Sol”, por ejemplo, combina una serie de movimientos de coordinación, fuerza y equilibrio que requieren la máxima concentración estimulando, por otro lado, la actividad cerebral, el aprendizaje, la canalización de la energía, el dominio del cuerpo y el control de pensamientos dirigiendo la atención a estímulos concretos.

 

 

Ainhoa Alonso.- Profesora de Neuroyoga en Neuromadrid

www.neuromadrid.com

 

En Juguetes Madrid te recomendamos el juego eduyoga.